martes, 08 noviembre 2016

Todo lo que debes saber las sillas infantiles


Sillas infantiles

Que dice la ley

La ley indica que todos los menores con una altura igual o inferior a 135 cm deberán utilizar SIEMPRE un sistema de retención homologado y adaptado a su peso y estatura. Por ello en el 2013 entro en vigor la norma I-Size que amplía el tiempo de viaje del niño en sentido contrario a la marcha, además de mejorar la seguridad frente a impactos en colisiones laterales y frontales.

Con este nuevo reglamento, las sillas de seguridad indicarán el rango altura y una edad orientativa del ocupante, lo que facilita la elección de la silla adecuada al niño y queda más claro para los padres cuándo debe ser sustituida.

Seleccionar la silla infantil correcta

En cuanto a las sillas, existen diferentes grupos. Los cuales vemos a continuación.

GRUPO 0 y 0+ (hasta 13 kg aprox.)

Estas sillas se deben utilizar siempre en sentido contrario a la marcha.

El sentido contrario a la marcha ofrece una mayor protección de cabeza, cuello y columna. Los niños se sujetan a la silla mediante un arnés de 5 puntos.

Deberemos cambiar de silla cuando el niño supere los 13 kg o su cabeza sobresalga del respaldo.

En el caso de los capazos deberán colocarse en los asientos posteriores, en posición transversal a la marcha y con la cabeza en la parte central del vehículo, si bien no son recomendables salvo excepciones.

Los asientos delanteros se utilizarán en casos excepcionales.

GRUPO 1 (de 9 a 18 kg aprox.)

Esta silla debe instalarse siempre antes de sentar al bebé, siguiendo de forma precisa las instrucciones de anclaje específicas para cada modelo.

La silla se fija al asiento mediante el cinturón de seguridad o Isofix, comprueba que quede fijada firmemente.

El niño queda sujeto mediante un arnés de cinco puntos que siempre debe ir bien ajustado al cuerpo.

Si el niño saca un brazo o suelta algún agarre, el sistema de sujeción perderá toda su efectividad.

GRUPO 2 y 3 (de 15 hasta 36 kg aprox.)

Corresponde a los asientos y cojines elevadores. Indicados para el momento en el que el niño es demasiado grande para una silla y demasiado pequeño para el cinturón de seguridad. Lo más recomendable es utilizar elevador con respaldo dado que ofrecen una mayor seguridad.

Funcionan elevando al niño hasta alcanzar la altura necesaria para utilizar el cinturón del propio vehículo correctamente.

La banda diagonal del cinturón ha de pasar por encima de la clavícula y sobre el hombro sin tocar el cuello, y la banda horizontal, lo más abajo posible sobre las caderas y muslos, y nunca sobre el estómago.

A partir de 135 cm

Excepcionalmente, los menores de 12 años de estatura igual o superior a 135 cm podrán utilizar directamente los cinturones de seguridad del propio vehículo.

No obstante, hasta los 150 cm es recomendable que los menores sigan utilizando S.R.I. homologados a su talla y peso.

En todos los casos, la banda diagonal del cinturón ha de pasar por la clavícula, sobre el hombro y bien pegada al pecho, mientras que la banda horizontal ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera.

Si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo el mentón, el niño debe seguir utilizando un asiento elevador.

Según la Ley de Tráfico y Seguridad Vial en vigor, podrán llegar a inmovilizar el vehículo por no llevar a los niños correctamente sentados o en la silla correcta.

Así que si o sabes que silla es la que debes utilizar con tu hijo, puedes acudir a un taller Center’s Auto Granada, donde nuestros profesionales te indicaran la silla adecuada, la forma correcta de utilización y tendrás el mejor precio del mercado.

Volver

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies