lunes, 23 abril 2018

Porque debes cambiar el filtro de aire del coche


Con la llegada de la primavera es conveniente poner a punto nuestro vehículo, realizar una revisión de los puntos de seguridad es primordial, como también lo es cambiar el filtro de aire.

Y es que el filtro de aire es un elemento indispensable del sistema de climatización de un vehículo. La función principal es limpiar el aire que entra al motor de partículas contaminantes que acceden desde el exterior del vehículo, como polen, polvo o insectos. Sustituir el filtro de aire es muy sencillo y económico, y nos puede librar de averías mayores.

¿Sabes porque debes cambiar el filtro de aire del coche?

Cambiar el filtro de aire del coche te ayudará a mantener la potencia del vehículo y su respuesta de aceleración. Los periodos de cambio dependen del entorno por donde circulemos, no será lo mismo para un vehículo que circule por la ciudad a uno que lo haga de forma habitual por el campo. En principio debe cambiarse cada 10.000 o 15.000 kilómetros recorridos, o en su defecto una vez al año.

Otros beneficios de cambiar el filtro de aire.

El motor permanece limpio de impurezas

Como ya hemos dicho, tener el filtro de aire en un estado óptimo evitará que los cilindros del motor se ensucien o incluso que se contamine el aceite. De esta forma prevenimos averías tan importantes como costosas de arreglar.

Con el filtro limpio se reduce el consumo de combustible

Si el filtro de aire está taponado con suciedad éste no podrá realizar sus funciones principales y el rendimiento del vehículo se verá resentido, consumiendo más combustible del necesario.

Cuida el medio ambiente

Relacionado con el anterior punto, un menor consumo de combustible siempre conllevará un mayor cuidado de la pureza del aire de nuestro entorno y del medio ambiente en general porque generaremos menor concentración de gases tóxicos.

Mejora el sistema de climatización

El filtro de aire es una parte esencial del sistema de climatización de los vehículos y si se ve obstruido este sistema se verá afectado.

Impide la entrada de impurezas al interior del vehículo

Si cambias una vez al año el filtro te aseguras de que no entren partículas de suciedad, insectos o polen al interior del coche, algo que sería especialmente problemático para los alérgicos. Además, un filtro en buenas condiciones también previene la formación de moho y bacterias que pueden dañar el sistema respiratorio.

Volver

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies