miércoles, 02 mayo 2018

¿No sabes escoger la silla de coche adecuada para tu bebé?


En este articulo te dejaremos las claves para que puedas seleccionar la silla correcta sin agobiarte.

Silla infantil: lo esencial

La principal misión de una silla infantil es la seguridad, y para asegurarla el primer punto en el que debemos fijarnos es el anclaje de esta al automóvil. Los vehículos posteriores a 2005 traen de fábrica un sistema de sujeción que se llama Isofix. Lo novedoso de este sistema es que al estar sujeto a la carrocería del coche logra una retención optima en caso de accidente.

Decidirte entre una silla a contra marcha o no también una pregunta frecuente. Para ayudarte recordamos que la DGT, aconseja que estas sillas se utilicen “hasta los 4 años si su estatura lo permite”, este no quiere decir que sea obligatorio hasta esa edad, de hecho, solo lo es para bebés de 13 kilos o menos.

Para cerrar el tema de la precaución es importante hablar de algo que en ocasiones se menciona de pasada: El material del que está hecho la silla. Algunos modelos tendrán más poliestireno expandido (EPS) como el que se usa en los cascos de moto y otros menos. Este material evitará en mayor medida los daños producidos por la propia silla en un accidente. Además, en algunos modelos de silla también hay material viscoelástico en el interior de los armazones que ayudan a amortiguar más los golpes.

Silla infantil: lo práctico

Cuando tenemos que elegir silla de bebé existen más factores que la seguridad a la hora de decantarnos por uno u otro modelo. Si el vehículo en el que se va a instalar la silla es pequeño, hay que ver con detenimiento las dimensiones de la silla antes de adquirirla, pero no es lo único que hay que tener en cuenta.

Existen sillas que pueden girar 360º dentro del coche. Inicialmente esto puede parecer una tontería, pero veamos un par de ejemplos. Si en el exterior llueve, puedes entrar en el asiento trasero, girar la silla hacia ti y quitar la chaqueta del bebé y sentarlo de forma cómoda y segura sin mojaros ninguno de los dos. Otro supuesto es que el niño sea ya mayor y no le guste ir a contramarcha, puede ir a favor de marcha y en cuanto se quede dormido puede girarse durante el propio trayecto sin necesidad de parar el coche.

Si nuestra idea es comprar una silla a largo plazo, muchas veces nos fijamos únicamente en el peso máximo que aguanta la silla para comprobar hasta qué edad aproximada puede servirnos, pero tener en cuenta si tiene una funda de verano más transpirable también es importante. Asimismo, a la hora de pensar en la usabilidad de la silla hay múltiples opciones.

Podemos comprar un maxicosi (que nos sirve para los primeros meses) y luego comprar una iSize (desde los 6 meses a los 4 años, dependiendo del peso), o alguna que combine los grupos I, II o III (que va en función del peso desde los 9 a los 36 kilos). Puede que sea lo más difícil a la hora de elegir una marca u otra, dado que unas opciones son más económicas, otras más seguras y otras pueden durarnos más tiempo en función del peso de nuestro bebé.

Aun así viajar con niños en coche siempre es un reto, por lo que además de escoger una silla segura y cómoda debemos poner todos nuestros sentidos en la carretera y si los viajes son largos parar a hacer un descanso cada poco tiempo.

Volver

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies